Jornada de Reflexión: 25 de Abril de 2009

"Anunciamos un Dios desconocido"

Programa

Nota de Prensa:

Con el sugerente título "Anunciamos a un Dios desconocido", en referencia al discurso de Pablo en Atenas (Hc, 17, 23), tuvo lugar, en el Colegio de los Agustinos de Padre Damián, la Jornada anual del Foro de Laicos. Participaron medio centenar de personas, representantes de la mayoría de los movimientos y asociaciones que integran el Foro. Abrió la sesión la Presidenta Dña. Camino Cañón, en las que entre otras cosas transmitió el saludo de D. Francisco Cases, obispo de Canarias, enlace del Foro en la CEAS y explicó que la elección de la ponencia "El proyecto misional de Pablo" se debió al deseo de unirnos a toda la Iglesia en su aproximación a la figura de san Pablo en este año aniversario.

D. Senén Vidal, sacerdote operario de la diócesis de Salamanca, profesor del Estudio Agustiniano de Valladolid y autor de numerosas publicaciones sobre San Pablo y sus escritos. Desarrolló su ponencia en tres puntos incisivos: El horizonte de la misión paulina, la estrategia de su misión y la nueva humanidad. Recordó que el “Dios desconocido”, formulación paulina según Lucas, apunta al corazón mismo de la realidad; es el Dios Misterio que abre a un futuro de auténtica vida humana.

La segunda parte del encuentro estuvo dedicada a la presentación de cuatro movimientos eclesiales de entre los asociados al Foro de Laicos: la Acción Católica General, el Renovación Carismática Católica, Cristianos sin Fronteras y las Federación de Entidades Cristianas de Tiempo Libre (DIDANIA). La presentación, realizada  de manera incisiva y con entusiasmo, incluyó la historia de su origen y de su evolución hasta llegar al momento presente.

La Presidenta Camino Cañón compartió algunas reflexiones hechas en la Comisión Permanente. Subrayó que lo presentado por los cuatro movimientos era una expresión de la diversidad de modos de participar en la misión de la Iglesia, y que el Foro es un espacio compartido donde mostrar la comunión en esa diversidad. Los propios Estatutos del Foro emplea tres palabras para caracterizar la dinámica de comunión en el interior del mismo: encuentro, diálogo y comunicación. En relación a la palabra encuentro solicitó creatividad para renovar las Jornadas y convocatorias de manera que la comunión que construimos pueda ser percibida como signo de la Comunión en la Iglesia por gentes diversas. Respecto al diálogo manifestó su disponibilidad para buscar espacios de intercambio con los presidentes de las Asociaciones para reconocer potencialidades, etc., tarea que ella ya ha empezado. Pidió también sugerencias en esta línea. La comunicación es “una tarea que la página web nos la ha transformado en una oportunidad y un desafío del que todos somos corresponsables.” Se trata, dijo, de un instrumento ambivalente, pues la red no se controla. Habló de criterios en torno a modos de proceder, de plasmar, a través de ella, la diversidad en toda su riqueza de las distintas asociaciones que componen el Foro, amén de hacerla instrumento de comunicación entre unas y otras. Pidió parecer acerca de la conveniencia de aportar notas firmadas o editorializadas relativas a cuestiones de actualidad. También habló de posibles aportaciones del Foro al interior de la CEAS y se comprometió a presentar un Plan de Acción elaborado por la Comisión Permanente en la próxima Asamblea, para el cual solicitó también sugerencias.

La Eucaristía pascual cerró finalmente la jornada de trabajo.